1. La fotosíntesis y la respiración

La fotosíntesis                                                                                    

Este es uno de esos conceptos que se resisten a ser comprendidos.

Muchos alumnos la entienden como "la respiración de las plantas", un error bastante grave.

Otros tantos además interpretan la fotosíntesis como "una forma de respiración rara de las plantas" que consiste en respirar durante el día una cosa, que se llama dióxido de carbono, y durante la noche otra, que es el oxígeno.

Este otro gran error sirve como excusa para pensar que las plantas son muy malas por la noche porque, si las metes en el dormitorio te roban el oxígeno y te asfixias. ¡Vaya por Dios, estas plantas son malas de verdad!.

Es mejor no tenerlas en casa y, si las tienes, que sea lo más lejos posible del dormitorio, o te morirás la noche menos pensada

Cuando me dicen esto, yo les contesto que es más peligroso dormir con el marido, con la mujer o con un gato encima de la cama, si es el caso,  porque, como pesan más que una planta, es normal que "nos roben" más oxígeno.

Por eso pretendo aclarar -una vez más - este concepto. Voy a decir dos cosas, para ver si quedan claras:

Los animales no hacemos nada parecido a la fotosíntesis  -¡qué más quisiéramos para ahorrar!-  a lo largo y ancho de nuestra vida.

La fotosíntesis no tiene nada que ver con la respiración; es justamente el proceso contrario a la respiración (si  sólo de gases se tratara), pero, sin la fotosíntesis, la respiración, tal como la conocemos no podría producirse.

Voy a decirlo de otro modo:

Los vegetales no sólo no nos "roban" el oxígeno; nos "regalan" cada segundo de cada día, mientras tengan luz suficiente, litros y litros de oxígeno. Todo el que necesitemos durante el día y durante la noche.

Pero no podemos olvidar que los vegetales viven. Tienen vida. Tienen células, aunque un poco diferentes a las nuestras. Reaccionan aunque de forma menos sensible que nosotros. Se reproducen y tienen descendientes como los animales, aunque las formas cambien y por tanto: RESPIRAN.

Sí. Respiran como nosotros. De día y de noche. Durante las 24 horas de cada día tienen necesidad de respirar y respiran LO MISMO QUIE LOS ANIMALES. Absorben oxígeno y expulsan dióxido de carbono. COMO NOSOTROS.

Pero son muy diferentes a nosotros.

Si nosotros queremos comer para tener energía y para desarrollarnos debemos cazar, buscar agua potable, coger fruta de un árbol u hortalizas de la huerta o ir al Supermercado donde encontramos todo eso ya preparado.

Los animales necesitamos alimentos ya fabricados por otros seres vivos: hojas fabricadas por una planta, fruta fabricada por un árbol, carne de un animal que la "ha fabricado" con el alimento conseguido al comer hierba, semillas o frutos; productos de cocina fabricados con la harina robada al trigo, azúcar robada a la caña de azúcar, leche robada a la vaca, aceite robada al olivo o al girasol, semillas robadas al arroz, al sésamo, a la pimienta, al clavo, ramas robadas a la canela o a la vainilla, etc.

Los animales somos depredadores de las plantas de una u otra forma.

¿Qué hace una planta para alimentarse?.

Pues claro, la fotosíntesis.

La fotosíntesis es el proceso mediante el que las plantas fabrican los alimentos que después necesitarán las semillas para crecer, el árbol  para desarrollarse y formar nuevas ramas, hojas, flores y frutos.

Pero las plantas para esto no necesitan robar nada a otros seres vivos. Se bastan a si mismas. Sólo necesitan a la Naturaleza terrestre que les suministra el dióxido de carbono, el agua y las sales minerales y al Sol que les proporciona la energía necesaria.

Sus células ya están preparadas parta todo esto. Tienen los cloroplastos que contienen una sustancia llamada clorofila capaz de absorber y retener la energía luminosa del Sol. Tienen las raíces con las que absorberán del suelo el agua y las sales minerales que necesitan. Tienen las hojas con las que absorberán de la atmósfera el dióxido de carbono necesario y tienen los tubos necesarios para que todo eso llegue donde debe llegar: a todas las células de las hojas y partes verdes.

En la hoja se producirá la reacción química. El cloroplasto transformará la energía luminosa del Sol en energía química y, con ella, unirá las piezas del agua, el dióxido de carbono y las sales minerales y fabricará lo que necesite para alimentarse: primero almidón y, a partir de este glúcido, lo que sea necesario: grasas, nuevos hidratos de carbono o proteínas.

Cuando la reacción termina, a la planta le sobra oxígeno y lo expulsa al exterior enriqueciendo la atmósfera.

Para hacer todo esto los vegetales necesitan energía. La que toman del Sol se necesita para la fotosíntesis pero también necesitan energía para orientar sus hojas hacia el Sol, para fabricar nuevos productos, para abrir las flores o para desplegar las hojas que están naciendo. ¿De dónde sacan la energía necesaria?

De la respiración. Como nosotros. Por eso necesitan respirar las 24 horas del día.

El problema es que la fotosíntesis no la pueden hacer por la noche por falta de luz. Durante las horas de sol la planta hace a la vez fotosíntesis y respiración. Durante la noche sólo respira, pero son dos actividades distintas.

La fotosíntesis no es "una forma rara de respirar" que tienen las plantas.

Nunca debéis decir que las plantas respiran dióxido de carbono por el día y oxígeno por la noche. Eso es simplemente una enorme barbaridad.